Central hidroeléctrica

Un precio de la luz desvocado, espera el plan de choque para amortiguar el recibo

El precio de generación marca el récord de 152 euros/MWh mientras el Gobierno ultima un consumo mínimo vital, la reforma del PVPC o la suspensión de impuestos

El precio de generación marca el récord de 152 euros/MWh mientras el Gobierno ultima un consumo mínimo vital, la reforma del PVPC o la suspensión de impuestos

JOSE MARÍA CAMARERO

Septiembre va camino de convertirse en el mes con la factura eléctrica más cara de la historia, después de la sucesión de récord diarios que marca el mercado eléctrico de forma incesante. Para mañana viernes, el coste de generación se situará por encima de los 152 euros por megavatio/hora (MWh), lo que supone un nuevo récord -el cuarto consecutivo durante esta semana-, y la confirmación de que el ‘pool’ no da muestras de descender a corto o medio plazo, según los datos de OMIE.

El precio de este viernes multiplicará por más de tres el coste del mismo día del año pasado, cuando se registró un precio medio diario de 45,1 euros/MWh. La semana pasada el precio de la electricidad en el mercado mayorista marcó un récord tras otro entre el lunes y el jueves, para después dar una tregua el viernes y el fin de semana.

Este récord llega a cuatro días de que el Consejo de Ministros apruebe -lo hará previsiblemente el próximo martes- el plan de choque está preparando para amortiguar esta subida del precio de la luz. Son varias las actuaciones a realizar. Aunque todavía trabaja en ellas, una de las medidas pasaría por modificar la estructura de la tarifa regulada (PVPC). Hasta ahora, esta modalidad iba vinculada directamente al precio del MWh que marcaba diariamente el mercado. El Ministerio de Transición Ecológica busca incluir en esa fórmula otras referencias -como los precios futuros- para estabilizar ese recibo al que se encuentran acogidos más de 10 millones de hogares.

Por otra parte, el Ejecutivo tiene intención de ordenar los usos del agua embalsada en los pantanos donde haya centrales hidroeléctricas. Establecerá límites para evitar un vaciado acelerado. Esta medida llega después de que varios embalses de Extremadura y Castilla y León hayan visto descender drásticamente sus niveles durante este verano.

Además, se trabaja en el desarrollo de un consumo mínimo vital. Se aprobará un suministro para familias vulnerables, mediante el cual no podrán sufrir cortes de luz durante un periodo de cuatro meses, que se suman a los otros cuatro meses en vigor actualmente para evitar suspensiones del suministro por impago. Esta herramienta iría ligada al ingreso mínimo vital, ya que muchas familias vulnerables no son titulares de contratos eléctricos, pero sí residen en alquiler y tienen problemas de pago.

Lo que sí parece más claro es que a partir del 31 de diciembre seguirá la suspensión de impuestos como el de generación, el IVA en el 10% e incluso se plantea la posibilidad de reducir «al mínimo» el Impuesto especial de Eléctricidad (el que grava la factura con un 5%), aunque el Estado debería compensar la pérdida de ingresos de las comunidades autónomas, a las que va a parar esta figura tributaria.

Con estos datos, Europa vive una verdadera crisis energética. Porque los precios no solo están disparados en España, sino en todo el continente. En concreto, en Reino Unido pagarán este viernes hasta 222 libras/MWh (unos 260 euros, de media). No hay ningún país que vaya a abonar menos de 100 euros/MWh. En Francia el ‘pool’ se aproxima a los 140 euros/MWh, al igual que en Alemania.

Detras de este nuevo ascenso se encuentra un incremento de la demanda eléctrica, motivado por la vuelta a la actividad tras las vacaciones de verano; así como un repunte del precio del gas en el mercado internacional, así como la subida del coste de los derechos de emisión de CO2.

Categorías

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

Aceptar